Enfermedades

EL PROBLEMA DE LA OBESIDAD

La obesidad es una enfermedad.
Se produce generalmente por un exceso en la alimentación. Cuando una persona sobrepasa las porciones de alimentos, aumenta las grasas y azúcares y disminuye la fibra dietaria en su alimentación diaria, tiene mayor riesgo de ser obesa. Además, la falta de actividad física empeora la situación. Las personas obesas son más propensas a:

  • Aumentar colesterol malo
  • Disminuir colesterol bueno
  • Aumentar triglicéridos
  • Aumentar presión arterial

Todos estos factores aumentan el riesgo de padecer enfermedades del corazón. La combinación de alimentación y ejercicio es la mejor solución a este problema.
PREFERIR:

  • Aceite de olivo Todas las verduras
  • Aceite vegetal (Maíz, Cártamo, Girasol). frutas enteras
  • Leche descremada leguminosas (frijol, haba, lenteja, soya y chícharo).
  • Yogurt descremado Pollo sin piel,
  • Quesos (cottage, requesón y panela) cortes de res sin grasa (de dos a tres veces por semana)
  • Clara de huevo
  • Ternera

CARDIOPATIA CORONARIA
El corazón es una bomba potente responsable de suministrar sangre a todos los órganos vitales a través de una compleja red de arterias y venas.

Es fundamental que su corazón, sus venas y sus arterias se mantengan en buen estado. Las arterias tienen diferentes nombres según la parte del organismo que abastecen; las que riegan el propio corazón se denominan arterias coronarias.

Cuando estas arterias se alteran, el resultado es la cardiopatía coronaria. La cardiopatía coronaria es consecuencia del estrechamiento de las arterias coronarias por los depósitos de grasa en su pared interna.

Este estrechamiento reduce el flujo de sangre al corazón y aumenta las posibilidades de que se forme un coágulo de sangre que bloquee la arteria, lo que ocasionaría un ataque cardíaco.

Cuando las arterias coronarias se estrechan, los pacientes a menudo experimentan dolor u opresión torácicas, lo que se conoce como angina. Este dolor puede extenderse al hombro o brazo izquierdo, o al cuello y la mandíbula. El dolor puede aparecer durante la realización de un ejercicio, en momentos de esfuerzo o de tensión, sobre todo en tiempo frío.

¿Cuáles son sus causas?

Existen ciertos factores relacionados con la aparición de la cardiopatía coronaria.  A continuación se reseñan los principales factores que aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad. Se dividen en dos categorías, dependiendo de que se puedan modificar o no.

Cosas que puede modificar:

  • Consumo de tabaco
  • Hipertensión arterial
  • Colesterol
  • Falta de ejercicio
  • Estrés
  • Diabetes
  • Exceso de peso
  • Consumo Excesivo de alcohol
  • Cosas que no puede modificar :
  • Antecedentes familiares de cardiopatía

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?
Las enfermedades cardiovasculares (que incluyen la alta presión sanguínea, colesterol elevado y enfermedades del corazón) afectan el corazón al estrechar las arterias y reducir la cantidad de sangre que el corazón recibe, lo que hace que el corazón trabaje más duro. Las enfermedades cardiovasculares son la causa principal de mortalidad en todos los grupos étnicos y raciales.

Las enfermedades cardiovasculares muchas veces se presentan sin dolor y sin síntomas obvios. Por esa razón, a menudo no se tratan. Esto puede llevar a problemas de salud todavía más serios, como el ataque al corazón, la embolia y el daño a los riñones. Lo que es especialmente peligroso de las enfermedades cardiovasculares es que puedes padecer más de una a la vez sin siquiera saberlo.

Algunas condiciones asociadas con las enfermedades cardiovasculares son:

  • La alta presión sanguínea o la hipertensión: Esta condición con frecuencia empieza sin síntomas. Ocurre cuando la presión de la sangre contra la pared de las vías sanguíneas está constantemente más elevada de lo normal.
  • Endurecimiento de las arterias o ateriosclerosis: El proceso de enfermedad que lleva hacia el endurecimiento de las arterias y que ocurre al envejecer. Las arterias se endurecen, volviéndose menos flexibles y haciendo más difícil que la sangre pase a través de ellas.

Bloqueo de las arterias o aterosclerosis: Las arterias se bloquean cuando la capa interior que les sirve de protección se daña y permite que se acumulen sustancias en el interior de la pared de la arteria. Esta acumulación está formada por colesterol, materiales de desecho de las células, materias grasas y otras sustancias.

  • Ataque al corazón: Un ataque al corazón ocurre cuando un coágulo bloquea parte o todo el abastecimiento de sangre que va directamente al músculo del corazón. Cuando se cierra por completo el flujo de sangre, el músculo del corazón empieza a morir.
  • Embolia: Una embolia ocurre cuando un vaso sanguíneo que abastece de sangre al cerebro se bloquea parcial o completamente, lo cual conduce a una incapacitación del cerebro debido a la reducción del flujo de sangre. El impedimento al cerebro a su vez resulta en la pérdida de movimientos del cuerpo controlados por esa parte del cerebro.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva: Esta condición ocurre cuando el volumen de sangre que sale en cada latido del corazón disminuye debido al funcionamiento anormal del músculo del corazón o de las estructuras de las válvulas. El abastecimiento de sangre a los tejidos del cuerpo no es suficiente para cumplir con la demanda apropiada de oxígeno que los tejidos necesitan para el trabajo biológico.

¿Cuáles son los factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares?

Sin duda, el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares está asociado con algunos comportamientos específicamente adversos a la salud. Según los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (en inglés, CDC), esos comportamientos son:

Uso de tabaco

El fumar cigarrillos causa que se forme una placa en las paredes interiores de las arterias. Es un importante factor de riesgo y los fumadores tienen dos veces más probabilidades de desarrollar las enfermedades cardiovasculares en comparación a quienes no fuman.

La falta de actividad física

Los individuos que no hacen suficiente actividad física también tienen dos veces más probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares en comparación a quienes se mantienen físicamente activos. La inactividad física también te puede predisponer a la obesidad y a la diabetes, ambas también pueden provocar enfermedades cardiovasculares.

Hábitos de alimentación

Los individuos que tienen sobrepeso corren mayor riesgo de tener el colesterol elevado, de desarrollar hipertensión y otras condiciones crónicas cardiovasculares que aquellas personas que mantienen un peso saludable. Se calcula que solamente el 18% de las mujeres y el 20% de los hombres consumen las cinco porciones recomendadas de frutas y verduras por día.
El tener una historia familiar de enfermedades cardiovasculares también puede ser un factor de riesgo. Recuerda, un factor de riesgo no es causa de la enfermedad, pero está asociado con su desarrollo. En el caso de las enfermedades cardiovasculares, tú puedes ayudar a reducir el riesgo al mantener o adoptar comportamientos saludables.

¿Cómo puedo prevenir las enfermedades cardiovasculares?

  • El adoptar comportamientos saludables puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar condiciones cardiovasculares:
  • Evita toda clase de uso de tabaco y humo de segunda mano.
  • Empieza un programa regular de actividad física.
  • Consume alimentos saludables bajos en colesterol y grasas saturadas.
  • Disminuye el consumo diario de sal y sodio.
  • Mantén un peso saludable.
  • Come bastantes frutas y verduras.

¿Cuáles son los signos y síntomas de las enfermedades cardiovasculares?
Los síntomas varían y dependerán de cuánto se ha interrumpido el flujo de sangre que normalmente llega al órgano afectado. Cuando la interrupción del abastecimiento de sangre al cerebro o al corazón es severa, se puede sentir alguno o todos los siguientes síntomas:

Ataque al corazón:

  • Dolor en el centro del pecho con una sensación de opresión o compresión que dura unos cuantos minutos.
  • Dolor de pecho que se esparce al cuello, los hombros y/o a los brazos.
  • Incomodidad en el pecho junto con ligereza en la cabeza, sudoración, desmayo, náuseas o respiración entrecortada.

Embolia:

  • Debilidad en los brazos o piernas.
  • Pérdida de sensación en la cara o el cuerpo.
  • Dificultad para hablar.
  • Pérdida repentina de la visión en un ojo.
  • Sentirse borracho o con dificultad para caminar.
  • Dolor de cabeza repentino e intenso.

Insuficiencia cardíaca congestiva:

  • Hinchazón de las extremidades inferiores llamada “edema periférico”.
  • Intolerancia al ejercicio seguido por respiración entrecortada, fatiga y tos.

¿Cuál es el tratamiento para las enfermedades cardiovasculares?

Algunas condiciones asociadas con las enfermedades cardiovasculares, tales como el colesterol, la alta presión sanguínea y el sobrepeso se pueden controlar al combinar los medicamentos con comportamientos saludables.

Los padecimientos más serios asociados con las enfermedades cardiovasculares pueden amenazar la vida. Estos por lo general requieren que se interne al paciente en el hospital. El tratamiento médico o quirúrgico a tiempo puede reducir la mortalidad, mejorar la calidad de vida y limitar la cantidad de tejido dañado.

No te arriesgues, concreta una cita ahora.